[return to news]

 

 
       

Reciclaje luminoso

Desde septiembre de 2009 las bombillas tienen que cumplir unos requisitos mínimos de eficiencia energética para seguir en el mercado. Muchos de los modelos que usábamos ya no se fabrican y en las estanterías de los comercios encontramos otras de las que no tenemos mucha información.   Las nuevas bombillas se llaman:

  • Lámparas Compactas Fluorescentes (CFLs, o bombillas de bajo consumo),
  • Diodos de Emisión de Luz (LEDs), y
  • Bombillas incandescentes mejoradas,

y nos van a permitir ahorrar a partir de 2020 más de 40.000 millones de kWh al año, es decir el equivalente al consumo de electricidad de 11 millones de hogares europeos durante el mismo periodo. Además del ahorro dejaremos de emitir hasta 15 de millones de toneladas de CO2 al año.

La etiqueta energética que acompaña a las nuevas bombillas las clasifica según su eficiencia energética en una escala de la A a la G (A más eficiente, G menos). Además nos indica la cantidad de luz que emite (lúmenes), el consumo (vatios) y la duración de la misma (horas de vida). De esta forma podemos comparar las nuevas bombillas y elegir la más adecuada para el uso que le queremos dar.

De momento, y hasta que nos hayamos acostumbrado a las nuevas medidas podemos utilizar la siguiente relación entre los vatios de las bombillas incandescentes convencionales  y los lúmenes:

  • 100 W: 1300-1400 lúmenes
  • 75 W: 920-970 lúmenes
  • 60 W: 700-750 lúmenes
  • 40 W: 410-430 lúmenes
  • 25 W: 220-230 lúmenes

Otra información que también se incluye en el envase es las dimensiones de la bombilla, el tiempo de máxima iluminación tras el encendido y el número de encendidos posibles a lo largo de su vida útil. Y también el tono de luz, temperatura de color, que aparece expresada en Kelvin (K). Lámparas con 2700 K dan luz blanca cálida, apta para crear ambientes acogedores y lámparas con 4000 K dan luz fría, más apta para ambientes de trabajo.

Elegir la bombilla adecuada a cada uso conlleva menor impacto ambiental, importantes ahorros energéticos y una disminución del recibo de la luz medio por hogar de entre 25 y 50 €/año.

[return to news]

© 2011 COGERSA Todos los derechos reservados  | W3C | Diseño: Gigia Publicidad | Desarrollo: Sadim | Términos legales | Política de Cookies | Política de Privacidad de la Web | Mapa web