COGERSA
Inicio
Pulse para ver el mapa de la web

[return to news]

COGERSA presenta el libro que recoge sus 25 años de historia.  

El acto sirvió para reunir a los Presidentes y Vicepresidentes de COGERSA a lo largo de estos años.

 

En su intervención, el Consejero de Medio Ambiente, Francisco González Buendía, actual presidente, ensalzó la trayectoria “de eficacia y servicio al medio ambiente” del Consorcio.

 

El Consejero de Medio Ambiente, Ordenación del Territorio e Infraestructuras, Francisco González Buendía, asistió el pasado día 12 de marzo al acto de presentación del libro “COGERSA, 25 años de historia”. El Presidente de la entidad ensalzó la trayectoria “de eficacia y servicio al medio ambiente” del Consorcio y recordó el “momento crucial” por el que pasa ante la “urgente necesidad” de aprobar la planta de valorización energética que “dará continuidad a su modelo de gestión más allá de 2015”.

 

El evento, organizado en un céntrico hotel de Oviedo, sirvió para reunir a los Presidentes y Vicepresidentes de COGERSA a lo largo de estos años, es decir, a los Consejeros y Directores Generales de Medio Ambiente de los sucesivos Gobiernos Autonómicos. También acudieron la actual Vicepresidenta, Belén Fernández González; el Gerente de la entidad desde su creación, Santiago Fernández Fernández; los miembros del Consejo de Administración; los dirigentes de las asociaciones de vecinos de los pueblos del entorno del Centro de Tratamiento de Residuos de Asturias, y los representantes de los trabajadores del Comité de Empresa, entre otros.

 

 foto de familia del acto de presentación del libro del vigésimoquinto aniversario de COGERSA

 

 

 

En su intervención, Buendía realizó un repaso de los principales hitos de la historia del Consorcio y de la expansión de sus instalaciones centrales de Serín. “A lo largo de sus 25 años de historia, COGERSA ha sido capaz de ir dando una respuesta eficaz a las nuevas demandas en cuanto a la gestión de residuos, a medida que estas iban surgiendo en la ciudadanía, los Ayuntamientos y las empresas”, señaló.

 

  

Algunos apuntes de la historia del Consorcio que se recogen en el libro

 

En 1982 se crea en Consorcio como entidad supramunicipal.

 

Con el apoyo del Gobierno del Principado (entonces Diputación Provincial), once municipios de la zona central de Asturias decidieron la constitución de un consorcio que permitiera proporcionar una solución conjunta y duradera a la gestión de los residuos urbanos. En aquel momento, era habitual la existencia en todos los municipios de varios vertederos no controlados donde se arrojaba la basura sin vigilar su impacto sobre el medio ambiente o la salud humana.

 

Fueron once los Ayuntamientos firmantes del acta constitucional del Consorcio para la Gestión de los Residuos Sólidos en Asturias en el mes de junio de 1982: Oviedo, Gijón, Avilés, Castrillón, Illas, Gozón, Carreño, Corvera, Llanera, Noreña y Ribera de Arriba. En años sucesivos se fueron incorporando paulatinamente el resto de los 78 ayuntamientos asturianos hasta llegar a su totalidad.

 

A finales de 1985 comienza a recibir basuras el Vertedero Central de Asturias.

El Consorcio para la Gestión de los Residuos Sólidos Urbanos (COGERSA) construyó un depósito para residuos no peligrosos en el valle de La Zoreda (Serín, Gijón), cuyas obras se iniciaron en agosto de 1984 y finalizaron en octubre de 1985.

 

En 1988 comienza la recogida selectiva de residuos en Asturias.

En 1988 se instalaron los primeros contenedores de recogida selectiva de envases de vidrio en varios municipios asturianos. Este servicio se fue extendiendo paulatinamente al resto de ayuntamientos y también al papel-cartón y a los envases ligeros. La primera planta de clasificación de estos residuos se inaugura en Serín en 1994.

 

Inicio del tratamiento de Residuos Peligrosos.

A finales de los 90, coincidiendo con el endurecimiento de la legislación sobre el tratamiento de los residuos industriales peligrosos y con la puesta en marcha de los planes de saneamiento de los ríos de la zona central; COGERSA inició la construcción de las plantas de tratamiento de residuos peligrosos que empiezan a operar en 1992 (tratamiento físico-químico), en 1994 (planta de aceites minerales usados), en 1996 (planta de estabilización y planta de restos oleaginosos de barcos y embarcaciones), etc.

 

En 1993 se puso en marcha la planta de tratamiento térmico.

Desde ese momento, se inició el servicio de recogida e incineración de los residuos hospitalarios de toda Asturias. Varios años después, en 2001, a raíz de la crisis de las “vacas locas” se optó por instalar un horno más moderno en el que dar un tratamiento adecuado a los residuos conocidos como “MER, materiales de especificado riesgo”. A este nuevo horno rotativo se le dotó de un sistema de aprovechamiento energético, una turbina de vapor con una potencia instalada de 1 MW.

 

Aprobación del Plan de Futuro 2002-2025.

En junio de 2003, en el seno del principal órgano del Consorcio, la Junta de Gobierno, (donde están representados todos los Ayuntamientos asturianos y la Administración Autonómica), fue aprobado por unanimidad el Plan de Futuro de COGERSA 2002-2025. Este documento estratégico se redactó al amparo de las directivas europeas y de una jerarquía de tratamiento de residuos en la que se establece el siguiente orden prioritario: reducción, reutilización, reciclaje, valorización energética y vertido.

 

el presidente de COGERSA presenta el libro de COGERSA acompañado de la Vicepresidenta y el Gerente

 

 

 

El Plan de Futuro de COGERSA propone un modelo donde se combinan cinco sistemas de tratamiento de residuos urbanos, complementarios entre sí: reciclaje, compostaje, biometanización, valorización energética y vertido de escorias y cenizas.

 

En mayo de 2003, empieza a operar la planta de compostaje de COGERSA.

Es el primer paso de la recuperación de materia orgánica en Asturias, que se fortalece en 2006 cuando se inaugura la ampliación de la planta, que alcanza así la capacidad para tratar 30.000 toneladas al año de residuos vegetales y estiércoles.

 

A finales de 2004, COGERSA pone en marcha la planta de reciclaje de residuos de construcción y demolición (RCD).

Empiezan a llegar los escombros provenientes de este sector industrial.

 

En julio 2005, tiene lugar la aprobación del nuevo plan de puntos limpios.

Con una inversión prevista de 13,8 millones de euros, se planifica una red de recogida de residuos especiales (tóxicos y voluminosos) del hogar que, cuando esté concluida, llegará al 90% de la población asturiana y estará conformada, al menos, por 9 estaciones de transferencia con punto limpio y 14 modernos puntos limpios gestionados directamente por COGERSA y atendidos por el personal de su plantilla.

 

En marzo de 2009, se adjudica el proyecto y obra de la planta de biometanización.

El equipamiento tiene un presupuesto de 19,1 millones de euros y tendrá capacidad para tratar 30.000 toneladas anuales de materia orgánica seleccionada en origen, aunque sería posible realizar una ampliación hasta las 60.000 toneladas/año, llevando la inversión hasta los 26,5 millones de euros, en una segunda fase de licitación. Se calcula que empezará a funcionar a finales de 2011.

 

Inversiones de 340 millones de euros en nuevos equipamientos hasta 2015.

COGERSA está ya desarrollando los trámites previos a la construcción de una planta de clasificación de basura bruta que podrá estar funcionando en 2013 con un presupuesto de 19,3 millones de euros.

 

Junto a ello, Plan de Futuro de COGERSA plantea construir en Serín, antes de 2015, numerosos equipamientos que podrían superar los 340 millones de euros de inversión; tales como sendas instalaciones de compostaje y secado de lodos de depuradora, una línea de reciclaje de residuos industriales asimilables a urbanos y una planta de valorización energética de la fracción resto.

 

 

Descarga el libro en formato pdf.

 enlace libro 25 años

 

[return to news]