[return to news]

Aumenta un 9,31% la llegada de residuos voluminosos y especiales a los puntos limpios 

  • Particulares y pequeñas empresas clasificaron y entregaron 35.624,74 toneladas de muebles y enseres, escombros, podas y siegas, electrodomésticos y aceites, entre otros.
  • La mitad, casi 18.000 toneladas, son residuos de construcción y demolición. 
  • El camión que presta el servicio itinerante en 20 municipios rurales recibió 19.127 kilos de desechos, fundamentalmente tóxicos.

El servicio de recepción clasificada de desechos potencialmente tóxicos y voluminosos que el Consorcio para la Gestión de los Residuos Sólidos de Asturias (Cogersa) y los ayuntamientos prestan a través de la red de puntos limpios, las áreas de acopio y el punto limpio móvil, alcanzó en 2015 los 35.624.744 kilos, un 9,31% más que el año anterior. Se trata de residuos potencialmente contaminantes, como aceites, pinturas, fluorescentes, pilas y baterías, o de gran tamaño (escombros, muebles, electrodomésticos, aparatos informáticos, restos de podas y siegas) que no pueden dejarse junto al resto de la basura doméstica o comercial para la recogida viaria.

La mayor parte de estos residuos se destina a procesos de recuperación. De este modo, el servicio de recogida separada de residuos potencialmente tóxicos y voluminosos permite aumentar los niveles de reciclaje de los concejos, además de evitar su vertido incontrolado en el medio natural.

Las 17.872,21 toneladas, un 11% más que en 2014, de residuos de construcción y demolición equivalen al 50% del peso de todo lo recibido, seguidas de las fracciones de restos vegetales (podas y siegas) y de muebles usados, con 5.982,14 toneladas y 5.786,37 toneladas, respectivamente.


Resumen de los residuos especiales y voluminosos recibidos en puntos limpios en 2015
Si lo comparamos con el año anterior, las fracciones que más aumentaron fueron la correspondiente a madera, que alcanzó las 2.828,9 toneladas, casi un 65% más; y los neumáticos usados, que llegaron a 102,83 toneladas, un 57% por encima de lo recogido en 2014. También crecieron significativamente (un 33%) los viejos aparatos eléctricos y electrónicos, los cuales superaron el millón de kilogramos (1.075,18 t).

Un año más aumenta la llegada de libros que ya roza las 5 toneladas (4.920 kilos), un 27% más que en 2014; si bien disminuye notablemente (un 67%) la recepción de CD y DVD, que sumaron 115 kilos. Junto a esta importante caída en la llegada de discos de soporte digital, destacan las bajadas registradas en textil y calzado, con 47,5 toneladas (un 33,32% menos); los envases de productos tóxicos o inflamables, que fueron casi 20 t (-31%) y el vidrio plano -como el de las ventanas o las lunas de automóvil- que descendió casi un 29% para situarse en 131,5 toneladas.

Desde mediados de 2014 Cogersa presta el servicio de recogida clasificada de pequeños residuos de naturaleza potencialmente tóxica o contaminante por medio del punto limpio móvil, un camión especialmente equipado que llega una vez al mes a las localidades rurales más alejadas del centro urbano. A lo largo de 2015 este vehículo recogió 19.127 kilogramos, de los cuales casi el 70% se corresponden con pequeños electrodomésticos, aparatos informáticos o de telefonía, fluorescentes y otras lámparas, etc.

 

Red de recogida separada de residuos especiales

Cogersa trabaja en colaboración con los ayuntamientos para ampliar a toda Asturias el servicio de recogida selectiva de residuos municipales especiales (potencialmente contaminantes) y voluminosos. Este servicio se presta a través de los diez puntos limpios que el consorcio gestiona directamente, muchos de ellos construidos o reformados desde 2005.

Se trata de los ubicados en el polígono del Espíritu Santo de Oviedo, en el de Río Pinto en Jarrio (Coaña), en el polígono de Riaño II de Frieres (Langreo), en Salas, en el polígono de La Cardosa de Grado (que también presta servicio a Las Regueras), en Poo de Llanes, en la estación de transferencia de Mieres, en Sariego, en La Rasa de Villaviciosa -cuyo uso es compartido por Colunga y Caravia-, en el polígono de Barres de Castropol (de uso también compartido con Tapia de Casariego y Vegadeo) y en Ribadesella. Actualmente están finalizando las obras en los centros de Carreño, de la nueva instalación de Ribadesella y de Ribadedeva.

En el caso de Gijón, el consorcio se hace cargo de la atención del centro de La Calzada, mientras que la empresa municipal Emulsa hace lo propio con las instalaciones de Roces, Tremañes y Somió.

Además, Cogersa tiene en marcha once puntos de acopio de voluminosos en Bimenes, Boal, Degaña, Grandas de Salime, Ibias, Pesoz, San Martín de Oscos, Somiedo, Taramundi, Santa Eulalia de Oscos y Villanueva de Oscos.


Datos que se suman a la recogida de papel/cartón, envases ligeros y de vidrio.

Estos 
resultados en la separación de residuos especiales y voluminosos, se suman a la recogida clasificada de los contenedores de reciclaje: 48.811.579 kilos, que equivalen a una media de 21,32 kilos por habitante y año de papel/cartón, otros 9,87 de envases ligeros y 14,78 más de botes y botellas de vidrio. La recogida separada de las tres fracciones aumentó casi un 18%, al pasar de los 39 kilogramos por habitante que se registraban en 2006, hasta los 45,97 de 2015.

Ver resultados completos de recogida separada 2015

[return to news]

© 2011 COGERSA Todos los derechos reservados  | W3C | Diseño: Gigia Publicidad | Desarrollo: Sadim | Términos legales | Mapa web